sábado, 4 de febrero de 2017

¿Odio a Moby Dick?

En esta nueva entrada les comunico de la nueva sección en el blog que pueden encontrar fácilmente en la cabecera. Es nada más y nada menos que “Entre Letras” dónde van a ver algunos textos extras que subiré cada sábado, esperó que les guste bastante. Esta ocasión voy a compartir mi opinión acerca de este libro, pero no olviden que es sólo lo que yo pienso y ustedes pueden leerlo para crearse una opinión propia.


Cuándo escuchamos este título suponemos que será aquella historia de odio de la que, la mayoría de nosotros sabemos un poco. Un odio frío y una sed de venganza descomunal que alimentará el argumento de la trama. Sin embargo, la historia me decepciono bastante desde el comienzo. Culparé en dado caso a mis altas expectativas del libro. Nadie me obligo a leerlo, con esto me refiero a que no fue cosa de la escuela o algo así. Claro que había visto muy buenas críticas sobre él, había tenido la oportunidad de escuchar que Moby Dick fue una de las novelas que con su magnífica prosa dio origen al formato de las novelas en la actualidad, o es uno de los referentes principales de las grandes novelas americanas. 

El capitán Ahab no es el gran hombre misterioso que esperaba, su carácter no me sorprendió en absoluto, no hubo ningún tipo de vehemencia saliendo de su personalidad. No pude apreciar en ningún momento la cólera desmedida que da vida a la novela. El libro comienza siendo narrado por un hombre que resulta ser el único sobreviviente a toda esta aventura y no es nada del otro mundo la prosa que maneja el autor al comienzo y mucho menos la final. Logró atraparme al inicio, pero he de aceptar que hasta cierto punto fue un gran logro que pudiera terminarlo. De un momento a otro los capítulos dejan de ser la misma novela y se convierten en lecciones sobre cachalotes. Melville trató (supongo) de explicar todo el mundo de la caza de ballenas (desde mi punto de vista) de la forma más tediosa posible.
 
Increíblemente no aprendí todos los tipos de cachalotes que existen o se conocían en aquel entonces (debido a que mi cerebro no estaba preparado para tanta información de golpe) y estaba en verdad muy tentada a dejar de lado los capítulos dónde se trataban estos temas, porque en realidad no eran muy necesarios para comprender la historia en sí. Además de esto, en lo personal entiendo que fuera en esos tiempos un trabajo muy importante la caza de ballenas, pero sinceramente estoy en contra de esta clase de actos que han llevado al peligro de extinción a las ballenas. Lo que más me sorprendió fue el hecho de que el protagonista (que no es el capitán Ahab), un joven que jamás se había aventurado en un ballenero fuera el único sobreviviente, cuando era claro que había muchos personajes más calificados y con más experiencia para sobrevivir (como Quequeg, y sí me dolió su muerte).

La religiosidad estuvo presente por completo en el libro y no me aparto de que los autores compartan sus ideas, sus creencias, sus motivos, razones o algo por el estilo, pero pienso que en este caso fue bastante notorio en la novela la forma en que se recalcaba con constancia lo que las personas pensaban que era lo correcto. Entiendo también esta situación por el año en que la historia fue publicada y el entorno social en el que se vivía, así como el marco histórico. La situación es que a mí no me cautivo la historia como pensaba que iba a hacerlo. Debo admitir que puede ser culpa mía y entiendo que el libro sea el favorito de muchos, pero cómo les mencionaba al principio, terminó siendo una de las peores lecturas que he tenido en mí ya largo recorrido como lectora.
A pesar de lo mencionado, respeto al autor y a su obra. Tal vez no fue el libro que estaba buscando en su momento o no estaba preparada para él. Lo releeré de nuevo quizás en algunos años más adelante y veré si mi opinión ha cambiado en algo y se los haré saber. Yo por el momento me siento bastante aliviada de haber podido compartir mi opinión con ustedes.

¿Alguien ya lo ha leído? ¿Qué les ha parecido? ¡No olviden darle una oportunidad! Que no me haya gustado, no significa que ha ustedes no pueda cambiarles la vida.



4 comentarios:

  1. Hola! Muy oportuna tu reseña, soy una lectora de clásicos y la semana pasada me pregunté si este tendría un atractivo para mi... sigue estando difícil. Esta muy bien tu opinión no por ser un clásico tiene que gustarte. Hay libros para todo el mundo. Yo leí Cumbres Borrascosas dos veces y lo detecte las dos ja ja. Simplemente a veces es el momento en que lo leemos y otras veces es el que el libro no es para nosotros. Por lo que cuentas existe la posibilidad de que cuando lo lea opine igual que vos y me parece genial tenes una postura crítica con un clásico no hay que ser snob.

    Me encantó tu Blog y ya te sigo desde www.mundodenwalton.blogspot.com

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que los clásicos me fascinan, pero hay unos que están demasiado sobrevalorados. ¡Me alegra que te haya gustado la reseña! Ya me paso por tu blog, ¡besos!❤

      Eliminar
  2. Hola Daniela.
    No lo he leido pero creo haber escuchado que el libro es muy aburrido. Es de os clásicos que tengo pendiente y no se si me anime la verdad. Como buena amante del mar, creo que las ballenas son sagradas y no me gusta ni leer como las cazan. No sé. Yo y mis cosas, jaja. Y no te preocupes por dar tu opinión que no ha todos nos gustan las mismas cosas. Ser un clasico no tiene porque hacerlo un buen libro para todos. Para gustos se inventaron los colores.

    Ah, otra cosita (se sonroja). Te he nominado a un best blog award, por si te interesa, jaja. http://boulevard-de-tinta.blogspot.cl/2017/02/premio-best-blog-award.html.

    Un beso.

    P.D: Me gustó mucho la entrada y espero mas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya habrá más, la situación es que me estoy re-adaptando a la escuela, pero mañana esperó una nueva entrada. A mi me fascina la fauna marina y también me ha dado cierta molestia. ¡Gracias por la nominación!❤

      Eliminar