martes, 7 de enero de 2020

Violencia normalizada en la literatura

Violencia normalizada en la literatura

Hace un par de días decidí leer el libro Dragon’s Lair escrito por la autora Chantal Fernando. Conforme las páginas avanzaron me fue imposible no sentirme escandalizada por las acciones del protagonista masculino de la historia; hay escenas en las que con una ira desmedida golpea cosas y destroza habitaciones sin razón, y otras más en las que es controlador, manipulador y violento con la protagonista femenina ejerciendo violencia verbal.

Con el paso de los años después de haber leído tantos libros con historias similares, me cuestione: ¿cuántas veces he leído escenas de este tipo y las he romantizado? Para ser honesta ni siquiera puedo responder esa pregunta. La concientización por la que estamos pasando gracias a la globalización me parece impresionante. Estoy segura de que si hubiera leído este libro en 2013 probablemente me parecería la mejor historia de amor de mi vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2020), la violencia es el uso intencional de la fuerza física, amenazas contra uno mismo, otra persona, un grupo o una comunidad que tiene como consecuencia o es muy probable que tenga como consecuencia un traumatismo, daños psicológicos, problemas de desarrollo o la muerte. Cuando se ejerce presión psíquica o abuso de la fuerza contra una persona, con el propósito de obtener fines en contra la voluntad de la víctima, estamos en presencia de un acto de violencia.

Basándome en la definición anterior, me pareció grave que la autora en ningún momento de la obra tratara de hacer una crítica ante los actos violentos que se manifestaron en la protagónica pareja. Y utilizo la palabra “grave”, porque pese a toda la información con la que contamos en la actualidad, aún existen lectores que pueden creer que el amor está representado por estos personajes cuando no es así, ya que son el claro ejemplo una relación tóxica.

“Aceptamos el amor que creemos merecer”… y esto pasa porque no se nos enseña como amar, es algo que debemos descubrir e incluso aprender. Para que sea considerada violencia basta con que se presente en una ocasión, porque generalmente suele ir en aumento de forma paulatina, de manera silenciosa, y sin darnos cuenta la aceptamos, le abrimos las puertas y nos acostumbramos, la “normalizamos”.

En esta ocasión no hondare en si la narrativa de Dragon’s Lair es buena o mala, en si los personajes me parecieron profundos o no; lo que quiero compartir en esta ocasión es que debemos ser conscientes de lo que leemos y evitar normalizar conductas que dañan y lastiman a terceros, porque la violencia no es lo normal, los celos en una relación no lo son, el chantaje emocional o las agresiones verbales no significan amor eterno.

Lo que quiero decir, es que en este caso se violenta a la mujer de la novela, pero puede ser al revés y nunca deben de romantizarse o normalizarse este tipo de acciones, porque una relación sana es aquella que se basa y fundamenta en el respeto.

Posdata: ¡Feliz año nuevo! Estoy muy contenta porque el 5 de enero se cumplió el tercer aniversario del blog. Muchas gracias, porque a pesar de mi inactividad del año anterior han decidido leer esta entrada.

lunes, 28 de enero de 2019

Mejores y peores lecturas del 2018

Mejores y peores lecturas del 2018

Siendo sincera probablemente soy la persona que menos leyó durante el año pasado (me encanta exagerar), pero aún así me encantaría compartir este breve listado con ustedes por si alguna lectura les llama la atención y la toman como recomendación. Al fin estoy de vacaciones y eso me pone de muy buen humor, así que probablemente no sea muy “hater” en esta ocasión con mi única mala experiencia lectora. Posdata: los libros no tienen un orden en particular, ninguno esta por encima o por debajo de otro.

MEJORES LECTURAS

El regreso de Casanova

Este fue uno de los libros que me sorprendió muy gratamente. La historia nos presenta a un hombre que ha entrado en una terrible decadencia con el paso del tiempo. Pasó de ser una persona poderosa, llena de riqueza y vitalidad a ser un anciano incapaz de reconocer su propio reflejo en el espejo. Un día se reencuentra con un viejo amigo y tras una visita a su hogar, termina encaprichándose de su joven y bella sobrina. Dejando un poco de lado la trama que nos llevara por una serie de duelos, enfrentamientos, mentiras, pasiones y traiciones, algo excepcional de la obra es el personaje de Casanova. No quiero decir que sea un ejemplo a seguir, pero su profundidad me dejo maravillada. Representa la vívida imagen de un ególatra. Una lectura que invita a la reflexión.

Los guerreros del infierno de Harlem

Esta novela gráfica nos muestra el racismo tan desgarrador que vivían las personas negras en los años de la primera guerra mundial (durante el siglo XX). Seguiremos a los a guerreros que estuvieron dispuestos a pelear con fiereza, coraje y valentía a pesar de la forma tan inhumana en la que eran tratados sólo por no ser blancos. Los actos constantes de discriminación son sólo una pequeña parte de lo que veremos reflejado en todas las páginas. La sociedad estadounidense y todo el odio que hay en ella (inspirado principalmente en el miedo a lo diferente) es lo que llevará al regimiento 369 a pasar por un infierno. Sin duda fue el libro que más me cautivo en el año.

El día que dejo de nevar en Alaska

En esta ocasión conoceremos a Heather, quien después de enfrentar diversas situaciones un poco tormentosas en San Francisco, decide salir huyendo a Alaska (ya que por mucho tiempo tuvo pegado un poster de sus altas montañas en su habitación). Sin meditarlo demasiado, decide que Inovik Lake podría ser un buen lugar para establecerse. Ella tendrá que enfrentarse principalmente a sí misma para poder seguir adelante. El poder del perdón es el pilar de esta historia que de verdad consiguió transportarme a otro lugar.

PEORES LECTURAS

Contigo hasta el final KISSME#4

Este es el ultimo libro de la saga “KissMe” por la autora Elle Kennedy, que por cierto ni siquiera pude terminar de leer. De entrada, el argumento es el siguiente: Sabrina es una chica que ha sufrido demasiado y tiene una vida muy asfixiante de la que esta tratando de huir; es una de las mejores en su clase, porque quiere estudiar en una buena universidad y salir adelante; el problema ocurre cuando sus planes se vienen abajo porque esta embarazada de un famoso rompecorazones, Tucker. Todo bien hasta aquí, ¿no? Mi problema es que la personalidad de la protagonista tenia mucho potencial y termina siendo una insoportable e inmadura persona a la quería matar el noventa por ciento del tiempo. Con todo lo que ha pasado ella en su vida, sinceramente, esperaba un personaje más profundo y con actitudes menos infantiles. Para ser honesta acabe decepcionada, porque los tres libros anteriores de la saga me encantaron.

¿Qué tal estuvo su año en lecturas? Sé que ya estamos a nada de terminar el primer mes del 2019, pero nunca es demasiado tarde para este tipo de entradas.

lunes, 7 de enero de 2019

¿Odio los propósitos de año nuevo?

¿Odio los propósitos de año nuevo?


Seguramente se estarán preguntando la razón del título de la entrada y la verdad es que me encanta hacer clickbait (broma). Como todo el mundo en año nuevo, los lectores también nos proponemos cosas en el ámbito de las lecturas, cómo, por ejemplo, leer un libro en un idioma diferente al nuestro, leer ciertas novedades, leer más libros escritos por mujeres, leer más clásicos, comprar ciertos libros por los que hemos esperado algún tiempo o tratar de salir de nuestra zona de confort y probar nuevos géneros literarios. En realidad, existen dos tipos de personas: las que cumplen todos sus objetivos (a quienes respeto y admiro mucho) y las que solemos perder un poco el rumbo y acabamos dejando a medias nuestros proyectos.

El año pasado hice una entrada con mis metas como lectora y déjenme compartirles que me di cuenta de que soy una experta en no cumplir mis objetivos porque no hice ni la mitad de lo que me comprometí a hacer. Creo que está bien proponernos cosas que nos ayuden a cambiar y a poder ser la mejor versión de nosotros mismos, pero no tenemos que esperar a que sea inicio de año, podemos hacerlo cualquier día de nuestras vidas. Claro que es muy fácil empezar, porque tenemos la motivación del inicio de año, pero a veces es muy difícil continuar hasta el final, por lo que cómo dice una canción deberíamos hacerlo pasito a pasito. Este año 2019 estoy decidida a establecer las cosas que quiero y deseo hacer (como casi todos), pero no sólo eso, también seré específica en cuándo y cómo lo voy a realizar. Creo que cuando se trata de propósitos deberíamos describir todo tan a detalle como Víctor Hugo. Esto es algo nuevo que voy a tratar de implementar, porque es verdad que las pequeñas cosas que hacemos diariamente pueden llevarnos a obtener muy grandes y buenos resultados.

Así que me uniré al reto de Goodreads, ¿qué clase de persona sería si no? Pero no me siento particularmente obligada o forzada en este caso, ya que luego de que dejara de leer por un largo tiempo el año anterior, creo que me costará un poco encontrar mi ritmo de lectura otra vez, así que no me presionaré demasiado. Por sobre todas las cosas también voy a tratar de dejar mi mal habito de autoengañarme. No sé si a alguien más le pasa, pero al menos yo, a veces quito los pies de la tierra y comienzo a exigirme demasiadas cosas que están fuera de mi alcance y realidad. Así que ese sería uno mis consejos para todos ustedes, que empecemos a ponernos metas pequeñas que nos lleven a cumplir grandes objetivos para que no acabemos decepcionados o frustrados por la aparente falta de resultados inmediatos. Las cosas que realmente valen la pena no siempre son fáciles de conseguir, así que espero que cumplan con todos sus propósitos, porque más que un año de nuevos inicios, debería ser uno año donde nos comprometamos a luchar por llegar hasta el final.

Posdata: Muchas gracias por los casi setecientos seguidores y a todas las personas que siguen leyéndome a pesar del tiempo. Finalmente, el cinco de enero el blog cumplió dos años y no podría estar más feliz. Cuando inicié este proyecto, nunca esperé que fuera a convertirse en algo tan importante para mí o para alguien más. Gracias por todo.

¡Nos leemos en la siguiente entrada!

jueves, 3 de enero de 2019

Reseña: A todos los chicos de los que me enamoré

Reseña: A todos los chicos de los que me enamoré

¿Sabes lo que se siente cuando alguien te gusta tanto que no puedes soportar el hecho de saber que nunca sentirá lo mismo por ti?

Título: A todos los chicos de los que me enamoré (#1).
Escritora: Jenny Han.
Número de páginas: 385.
Editorial: Destino.

Sinopsis: Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico de los que se ha enamorado. En ellas se muestra tal cual es, porque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envía por equivocación y la vida amorosa de Lara Jean pasa de «imaginaria» a estar totalmente fuera de control.

Opinión personal: Primera reseña del año y publicada en tiempo y forma, estoy ansiosa por saber cuanto durará mi motivación. Cómo la mayoría de nosotros sabemos, la plataforma de Netflix publicó meses atrás la película basada en este libro, razón por la que decidí iniciar con la lectura del mismo. Lara Jean no es la persona más extrovertida del mundo, por ello cuando se enamora lo hace en secreto y desde lejos. Cada vez que quiere dejar de sentir cosas por algún chico le escribe una carta donde expresa absolutamente todo lo que siente, es su forma de despedirse. Guarda las cartas para sí misma en una caja que oculta en su habitación. El problema es que un día todas ellas terminan siendo enviadas a sus destinatarios y ella tiene que enfrentar a todos los chicos de los que se enamoró. En total son cinco personas, pero sólo hay una que realmente le preocupa.



Lara Jean tiene una dinámica familiar muy amena, desde que su madre murió, su padre se ha hecho cargo de ella y sus dos hermanas: Margot y Katherine. Precisamente su hermana Margot tenía recientemente como novio a Josh, quien es el mejor amigo de Lara Jean y es la persona de la que está enamorada en secreto, por lo que él también recibió una carta. Por miedo a lo que pueda suceder, nuestra protagonista se verá forzada a fingir una relación con Peter Kavinsky, quien es el típico popular y carismático del instituto, pero que también fue su amor platónico en el pasado.

Los personajes me han gustado bastante, a lo largo de la historia podemos ver como van evolucionando de a poco y nos muestran que no son sólo un estereotipo. Lara Jean y su familia me robaron el corazón, creo que siempre demostraron ser un gran apoyo entre ellos, además de que todos tenían su lado divertido. Peter incluso mostró su lado más sensible, pero podría decir que Josh es el único que no me acabo de gustar, ya que lo sentí demasiado plano (y se supone que era relevante en la historia).

La trama tiene un buen desarrollo y por lo cortos que son los capítulos la lectura se vuelve muy ágil. Es una novela que esta muy bien escrita para ser del género romántico y lo digo particularmente porque es muy común en la actualidad encontrar mucho de lo mismo en este género que a veces no tiene ni pies ni cabeza, porque incluso los clichés, mientras estén bien escritos son capaces de enamorar a cualquiera. Esta obra no queda muy abierta para una continuación porque las situaciones se van resolviendo conforme se van presentando. No creo leer los otros dos libros porque siento que se viene más drama del que puedo soportar, pero si a ustedes les encanto este libro, seguro que disfrutarán mucho las lecturas siguientes.

El mensaje que podemos rescatar, es que el miedo siempre va a estar presente, pero depende de nosotros dejar que nos controle o no.

Calificación: 

lunes, 31 de diciembre de 2018

Crisis lectora (y mi 2018)

Crisis lectora (y mi 2018)

No tenía ni la más mínima idea de como empezar a escribir esta entrada, principalmente porque ha pasado mucho tiempo (#DRAMAQUEEN) desde que no publico algo en el blog. Para ser honesta este año perdí el rumbo en muchas cosas y lo encontré en otras. Empezaré diciendo que este es mi ultimo año antes de entrar a la universidad, lo que me trajo muchos proyectos y cambios en el ámbito escolar. Conocí nuevas personas que han traído cosas muy positivas a mi vida y aprendí que nada es para siempre, lo que quiere decir que lamentablemente en algún punto de mi vida este blog también dejará de existir. Por lo pronto estoy aprendiendo a ser una persona más organizada y también a disfrutar el presente, porque algo que olvide este año fue hacer cosas que me encantan y apasionan, como leer y escribir reseñas. Digo esto porque en todo el año sólo leí aproximadamente quince libros, cosa que no está mal, pero cuando lo comparo con años anteriores, puedo ver como el dejar de hacer pequeñas cosas en mi día a día, terminó por quitarme las cosas importantes y grandes que me hacen feliz.

Retomando el tema del blog, creo que llego un punto en el que olvidé porque escribía y empecé a hacerlo de un modo superficial. Deje de conectarme con mis palabras y no fue fácil darme cuenta. Ahora estoy cien por ciento segura de lo que quiero escribir y transmitir. Otra cosa positiva que añadí a mi vida este año fue el ejercicio, después de llevar más de una década de vida sedentaria, me siento un poco mejor ahora. Para mí fue fácil sentirme mal con mi cuerpo, pero fue muy difícil tomar la decisión de cambiar las cosas, y obviamente no siempre todo me va de maravilla, pero creo que la vida se trata de encontrar un equilibrio y dar el primer paso.

Este año también aprendí a relacionarme con otras personas con libertad, descubrí que nadie me pertenece y que yo sólo me pertenezco a mí, puede parecer algo obvio, pero al menos yo no me había dado cuenta de que estaba haciendo las cosas mal. El caso es que este año, a pesar de la crisis lectora más grande que he tenido en los últimos años (si, estoy exagerando otra vez) y aunque tuve que lidiar con la perdida, los cambios, el desamor, la tristeza, las dificultades; pude encontrar, pude cambiar, pude amar, pude reír y pude superar, no todas las dificultades, pero si la mayoría que se encargan de brindarle un poco de emoción a nuestras vidas. ¿Se imaginan lo aburrido que sería todo sin un poco de problemas?

Seguro que han escuchado al igual que yo que: “somos lo que leemos” y la verdad es que nosotros somos lo que sea que queramos ser, no dejemos que un par de cosas nos definan, somos personas cambiantes, no somos seres estáticos, quizás este no fue el año de nuestras vidas, pero algún día llegará. No se sientan mal si no cumplieron todos sus objetivos como lectores o no realizaron todos los proyectos personales que esperaban, todavía tenemos vida y eso nos da la oportunidad de seguir intentándolo.

¡Espero que tengan un año extraordinario y que disfruten siempre en compañía de sus seres queridos, ámense y cuídense mucho!

lunes, 19 de noviembre de 2018

¿Odio el romance? (clichés)

¿Odio el romance? (clichés)

Después de años sin publicar algo, he decidido regresar. Hace aproximadamente un año empecé a leer más novelas del género de romance y la verdad es que me engancharon este tipo de lecturas porque son muy amenas y te pueden ayudar a desconectar cuando tienes mucho estrés acumulado (o al menos ese es mi caso). Cómo todo, tienen su lado negativo y de hecho a estas alturas creo que estoy empezando a distanciarme del género porque siento que ya lo he leído todo. Últimamente me parece que hay demasiados clichés, que no tienen nada malo, pero están mal escritos, cómo si sólo importaran las ventas y nos fuéramos a creer cualquier cosa. Creo que la mayoría de las mujeres hemos evolucionado en nuestra forma de pensar y somos mucho más criticas con la idea del amor que tratan de vendernos. En fin, que hoy quiero sacar mi lado hater compartiendo con ustedes los clichés que ya no soporto leer.

Pasado oscuro. Aquí tenemos al típico chico que no supera sus problemas emocionales porque tuvo que sufrir mucho en algún punto de su niñez o juventud y se justifica en ellos para tratar a la chica como si fuera una basura, pero ella lo perdona porque quiere hacerlo cambiar o algo así. Entonces es cuando una relación tóxica y un círculo vicioso dan inicio. El haber vivido malas experiencias no te da derecho de tratar mal a los demás.

Bendita virginidad. Obviamente la protagonista tiene que ser una chica pura y virgen que ni siquiera sabe el significado de la palabra sexo. Ser virgen no te hace mejor persona que otra, todo es cuestión de amor propio y aprender a valorarnos. Me parece una reverenda estupidez seguir pensando que las mujeres valemos menos cuando dejamos de ser vírgenes. Nunca dejen que nadie las haga sentir culpables por no serlo.

Celos extremos. Es inevitable. Siempre tiene que haber una escena donde las cosas se pongan MUY tensas por celos estúpidos de parte de alguno de los dos protagonistas. Casi siempre es el típico chico malo que se cree el dueño y señor de la chica a la que no puede tocarla ni el viento porque es considerado una completa falta de respeto.

Chica invisible. Es una joven que siempre ha pasado desapercibida y es introvertida. Una vez que el protagonista centra su atención en ella y empiezan a salir juntos, todo el mundo quiere salir con ella porque resulta que es la mujer más hermosa del mundo.

La villana. Aquí les juro que yo simplemente no entiendo. ¿Por qué todas las ex novias del protagonista tienen que ser unas locas malvadas? ¿No pudo tener una relación normal? ¿Por qué siempre tiene que ser mala persona? Es que en serio me causa mucho conflicto, porque nadie se pone en el papel de la “ex” y si en algún punto fueron novios, debió de ser porque los dos se gustaban mucho y vieron algo positivo en ellos.

Y esos fueron los cinco clichés que me tienen fastidiada. La verdad me divertí escribiendo esta entrada, espero que la hayan disfrutado. Por último, quiero aclarar que yo no tengo problemas con los clichés, mientras estén bien hechos. ¡Nos leemos en la siguiente reseña!

lunes, 15 de octubre de 2018

Reseña: Inmune a ti

Reseña: Inmune a ti

No me gustaba la forma en que te miraba, como si tú fueses todo su mundo. No es sano. Si toda tu vida se centra en una persona, ¿qué te queda cuando se va? Absolutamente nada.

Título: Inmune a ti (KissMe#3).
Escritora: Elle Kennedy.
Número de páginas: 338.
Editorial: Alfaguara.

POSIBLES SPOILERS DE LOS LIBROS ANTERIORES

Sinopsis: Ninguna chica podía resistírsele... hasta que la conoció. Allie está en modo CRISIS. No sabe qué hacer con su vida, acaba de dejar a su novio y, en un momento de locura, se enrolla con Dean de Laurentis, el tío más guapo y más ligón del campus. Hay que reconocer que no estuvo nada, nada mal. Pero lo último que necesita es liarse con un rompecorazones. Por mucho que Dean no esté dispuesto a quedar como «solo amigos». Por mucho que, cuando la vida da un giro de 180 grados, él sea el tío capaz de permanecer a su lado.

Opinión personal: Como mencioné en reseñas anteriores este libro me interesaba más que los otros, porque la historia gira en torno al personaje de Dean (que me llamo mucho la atención). Seguiremos la vida de Allie, que está atravesando un momento difícil. Siempre se ha encargado de ayudar y cuidar a su padre (que padece una enfermedad crónica), desde la ausencia de su madre. Ahora ella además tiene que lidiar con su reciente rompimiento. Allie estuvo en una relación que cada vez la empezó a asfixiar más, ella tenía claro cuáles eran sus metas y sueños, pero su primer amor no estaba listo para dejarla volar; así que ahora está decidida a pasar un tiempo a solas para poder reencontrarse, ya que está sufriendo una crisis existencial. Así que cuando Dean se cruza en su camino, sabe que sólo puede traerle problemas y complicaciones.


Él es la clase de chico que no busca una relación estable, es mujeriego, rico y también jugador de Hockey, por lo tanto, es el alma de las fiestas. Ella no deseaba estar en su radar, pero ambos empezarán a conocerse de verdad, y descubrirán que no son tan diferentes como pensaban al principio. Todo empezó cuando Allie huyó de su residencia por miedo a que su exnovio la buscara para una posible reconciliación que no podía permitir. Por esta razón termina en la casa que el novio de su mejor amiga Hannah, comparte con otros tres amigos. Allie no planeaba encontrarse a solas con Dean y tampoco imaginaba acabar entre sus sábanas. Dean nunca había tenido miedo de decir lo que quería, hasta que conoció a Allie.

Los personajes me han encantado. Desde el principio la autora jugo con los estereotipos muy marcados que conocemos principalmente en protagonistas jóvenes, pero me gustó que ambos tuvieran profundidad y sus razones para ser como eran. Resulta que nada es lo que parece y las personas siempre son más de lo que muestran al resto. Una cosa que también me pareció muy agradable, fue poder disfrutar de la presencia de otros personajes de la saga que sin duda también se siguen desarrollando. La tensión sexual como siempre estuvo presente, y me gustó más como se llevó en esta ocasión.

La lectura es muy ágil debido a la pluma de la autora, todo se va haciendo muy ameno, divertido e intenso. A pesar de lo anterior, hubo un tema que se trató a mi parecer de una manera muy superficial, pero que desde luego es de suma importancia y me hubiera gustado que se profundizara en el. En esta ocasión hubo un giro argumental en la trama que llevo a la historia por un rumbo que nos hace reflexionar sobre el constante cambio que hay en la vida misma. A veces sentimos que podemos tocar el cielo y de un momento a otro estamos en el suelo. El mensaje que nos comparte la obra es que debemos aprender a valorarnos y a dejar de vivir por los demás, hay que empezar a vivir por nosotros mismos.

Esta novela nos anima a ser nuestra mejor versión cada día de nuestras vidas.

Calificación:


Copyright © 2016 lectora aficionada , Blogger